Vaca pide ayuda a motociclista

En algún lugar de un gran país, un motociclista que se detuvo a tomar unas cuantas fotografías del ganado que pastaba tranquilamente junto a un pequeño estanque, cuándo se percató de que una de las vacas que ahí se encontraban, comenzó a llamar la atención del motociclista haciendo gemidos y rascando en la tierra marcando siempre el mismo punto detrás de la cerca electrificada. Al acercarse más el humano descubrió que en una depresión del suelo se encontraba el becerro hijo de su madre, temblando de frío y con apenas unos cuántos minutos de haber nacido.

El motociclista como pudo logró empujar al becerro de regreso con su madre sin importarle las descargas eléctricas que la cerca le propinaba. Tras unos minutos intensos y bajo el escrutinio de la madre, el becerro logró ponerse de pie y llegar hasta su madre para seguir su vida campestre.

Bien por ese hombre que pudo comprobar que las vacas no son solo futuras hamburguesas, sino que también tienen su corazoncito.

Aquí el video.